Hungría

Europa

ciudad: Budapest

Valoración: ★ ★ ★ ★ ★

Budapest es una ciudad repleta de monumentos y lugares para visitar. Se construyó esencialmente entre la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX, con un estilo arquitectónico relevante: el modernismo. A continuación, una descripción de las visitas imprescindibles:

Parlamento de Budapest. Es el edificio más representativo de Budapest y uno de los más famosos de Europa, asimismo, es el tercer parlamento más grande del mundo por detrás del de Rumanía y el de Argentina.

Castillo de Buda. Es una de las imágenes más conocidas de Budapest junto al Puente de las Cadenas. También recibe el nombre de Palacio Real, ya que antiguamente fue la residencia de los reyes de Hungría. Actualmente alberga la Biblioteca Széchenyi y el Museo de Historia de Budapest.

Puente de las Cadenas. Es el puente más antiguo de Budapest y el más conocido de todo el Danubio. Fue inaugurado en 1849 tras 20 años de obras.

Bastión de los Pescadores. Es un mirador situado en la colina de Buda, al oeste del Danubio.

Ópera de Budapest. Es uno de los edificios neo renacentistas más importantes de Hungría. Fue diseñada por Miklós Ybl y su construcción transcurrió entre 1875 y 1884.

Plaza de los Héroes. Es una de las plazas más importantes de Budapest, sus estatuas conmemoran a los líderes de las siete tribus fundadoras de Hungría.

Mercado Central. Es el más grande de los cinco mercados que se abrieron en la ciudad de Budapest a finales del siglo XIX.

Ciudadela de Budapest. Es el punto más alto de Budapest y desde donde se consiguen las mejores vistas. Fue construida en 1854 por los Habsburgos como edificio de vigilancia.

Sinagoga Judía. Es la segunda sinagoga más grande del mundo por detrás de la de Jerusalén. Mide 53 metros de largo por 26 de ancho y tiene asientos para 2.964 personas, 1.492 hombres y 1.472 mujeres.

Otros datos de interés:

Balnearios. La capital es rica en fuentes termales y balnearios. Había ganado el título de ciudad balnearia entre las dos guerras mundiales. Los grandes tesoros son los baños turcos, construidos en el siglo XVI, y los famosos baños terapéuticos Széchenyi, Gellért, Lukács y Rácfürdo.

Museos. En el Museo y Jardín de Ruinas de Aquincum se pueden ver los recuerdos de Aquincum, la ciudad romana de dos mil años, así como la colección de pinturas murales, el órgano acuático reconstruido de la antigüedad y los mosaicos del pavimento. Un diorama presenta una comida de notabilidades de la época.

La Budapest Judía. Los éxitos de la moderna ciudad de Budapest se deben en gran medida al enorme trabajo y la capacidad organizadora de los industriales judíos. También hoy en día se pueden ver muchos recuerdos de aquella época. El Museo Judío recuerda las tradiciones religiosas y el Centro Conmemorativo del Holocausto, inaugurado en el año 2004.

A lo largo de la línea número 2 del tranvía. Hay pocas líneas de tranvía en el mundo que recorren los más notables lugares de interés turístico de una ciudad y todo ello por el precio de tan solo un ticket de tranvía.

Templo Franciscano del Centro de la Ciudad. Ya en el siglo XIII hubo un claustro y una iglesia en este lugar. La iglesia adquirió su forma barroca actual en el siglo XVIII. Los frescos son obras de Károly Lotz y de Krenner Tardos. Su principal atractivo es el altar mayor barroco y las estatuas que lo adornan.

 

Ubicación:

EN ES