Alemania

Europa

ciudad: Frankfurt

Valoración: ★ ★ ★

Esta maravillosa ciudad alemana tiene historia, turismo, modernidad, gastronomía, arte y mucho más para ofrecer a sus visitantes:

La Casa de Goethe: casa natal de Johann Wolfgang Von Goethe, una perfecta imagen de la vida de la alta burguesía de la mitad del siglo XVIII.

El barrio financiero: el centro financiero más importante de Alemania con un extraordinario perfil de rascacielos. La mejor forma de apreciar estas asombrosas edificaciones es desde las orillas del Meno. Desde la plataforma de la Torre del Meno, con una altura de 200 metros, se tiene una amplia vista sobre la ciudad y el Meno hasta la región Taunus (montañas de mediana altura). Además, en las alturas de la torre hay restaurantes y bares.

La Plaza Römerberg y el Ayuntamiento Römer: el histórico centro de la ciudad con sus ostentosas casas de entramado se reconstruyó en 1986 conforme a los históricos planos. En la casa de la esquina «Großer Engel» se fundó en el siglo XVII el primer banco de Frankfurt. Tres antiguas casas patricias del siglo XIV forman con sus tres frontones góticos, la notable fachada del Römer, el monumento característico de la ciudad de Frankfurt. El histórico Ayuntamiento es hasta la actualidad domicilio del primer alcalde.

La Iglesia de San Pablo: esta iglesia, que inicialmente fue un edificio de galerías desde 1789 hasta 1833, es por antonomasia, el símbolo nacional de la libertad y la democracia en Alemania. En 1848 la iglesia de San Pablo fue sede de la primera asamblea nacional, en cuyos borradores se basa la ley orgánica de hoy. Luego de su reconstrucción, tras la Segunda Guerra Mundial, la iglesia de San Pablo ya no fue usada con fines religiosos, sino que se concentró en su papel de «cuna de la democracia alemana». Aquí se realizan premiaciones, así como actuaciones políticas y culturales.

El Monasterio Eberbach: este monasterio se encuentra en el corazón de la región Rheingau, en un paisajístico y encantador valle lateral lejos del ruidoso tráfico, enmarcado por bosques y vides. Los portales de la venerable abadía están abiertos a los visitantes todo el año. El monasterio es también conocido como lugar de rodaje de la película «El nombre de la rosa», con Sean Connery.

El Castillo Romano Saalburg: durante la época romana, Saalburg fue un castillo que sirvió de vigilancia de un sector de Limes en la región Taunus. La primera construcción en el puerto de montaña de Saalburg se realizó cerca del año 83 después de Cristo. En este castillo romano, reconstruido y único en el mundo, se encuentra hoy un museo con un amplio programa que incluye pedagogía del museo y una extensa oferta de eventos.

Bad Homburg: el renombrado balneario con castillo y parques ofrece numerosas posibilidades de entretenimiento. Además de las curiosidades turísticas, el casino y las Termas Titus, proporcionan amena distracción.

 

Ubicación:

EN ES