Isla de Madeira, Portugal

Madeira es un archipiélago portugués localizado en el océano Atlántico. Está compuesto por varias islas de origen volcánico, de las cuales las principales son Madeira y Porto Santo, mientras que las que se encuentran deshabitadas son llamadas las Desertas y las Salvajes.

Conocida como la isla de la eterna primavera, Madeira está formada por un macizo montañoso que desciende hacia el mar desde el Pico Ruivo, el punto más alto de la isla, con sus 1.862 metros. Montañas por encima de las nubes, profundos bosques, cascadas, acantilados y su fauna y flora endémicas forman parte de los atractivos del lugar. Su agradable clima, templado y húmedo, hace que cualquier época del año sea propicia para visitarla.

El archipiélago portugués fue nombrado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1999 y fue proclamado en 2020, por séptimo año consecutivo, Mejor Destino Insular de Europa en los World Travel Awards, y este 2021 espera recibir el galardón por octava vez.

 

Funchal, la capital

Funchal es uno de los lugares de obligada visita en Madeira. Además de ser la capital madeirense es, también, el principal centro urbano de la isla. Destaca por tener playas especialmente preparadas para practicar deportes acuáticos y fantásticos lugares donde tomar el sol. Además, en esta ciudad, el turista puede encontrar restaurantes de exquisita gastronomía, hoteles de cuatro y cinco estrellas, bares y una animada vida nocturna.

Un dato que hace famosa y genera interés por Funchal es ser la cuna del astro del fútbol, CR7, Cristiano Ronaldo, quien tiene su propio museo en su ciudad natal.

Lugares de interés en Funchal

  • Mercado dos Lavradores
  • Catedral de Funchal (Sé do Funchal)
  • Jardín Botánico de Madeira
  • Bodegas de Funchal
  • Jardín Municipal de San Francisco
  • Convento de Santa Clara
  • Museo de Arte Sacra
  • Plaza del Municipio
  • Centro histórico y barrio antiguo
  • Puerto de Funchal
  • Museo CR7.

¿Qué visitar en Madeira?

A pesar de ser una isla relativamente pequeña, Madeira tiene una mezcla de paisajes que incluye bosque, mar, acantilados y cuevas:

  • Bosque de Laurisilva. Este bosque húmedo de clima subtropical es una de las reservas naturales más importantes de Europa. Se formó hace 20 millones de años y ocupa 15.000 hectáreas de la isla. Su nombre proviene del latín laurus (“laurel”) y silva (“bosque”). Es una zona de conservación y cuidado de aves, en la que conviven muchas especies endémicas, como la paloma de Madeira o el reyezuelo listado. En cuanto a su flora, la mayoría de los árboles que lo componen pertenecen a la familia de las Lauráceas, aunque también tiene tilos y arbustos como el palo blanco. Además, cumple un importante papel en el equilibrio hidrológico, por lo que se le conoce como “bosque productor de agua”.
  • Playas. Madeira tiene playas para todos los gustos: de arena negra, como la de Formosa; de piedras, como la de los Reyes Magos; o como playa Jardim do Mar, una de las preferidas por los surfistas. Una de las más famosas playas madeirenses es la de Porto Santo: un litoral de nueve kilómetros, de arena blanca y fina y aguas azul turquesa, un entorno árido y poco explotado, en el que no existen edificios altos.
  • Acantilados y miradores. Los acantilados destacan en el paisaje de la isla. Uno de los más conocidos y visitados es el mirador de Cabo Girao (Miradouro do Cabo Girao): una plataforma de cristal ubicada sobre uno de los acantilados más alto de Europa, a 580 metros sobre el nivel del mar. Otros cuatro miradores, desde los que se pueden contemplar maravillosos atardeceres, están ubicados en la localidad de Câmara de Lobos, cercana a Funchal: el Miradouro de Winston Churchill, el Miradouro do Rancho, el Pico da Torre y el Miradouro do Salão Ideal. El Pico do Arieiro, a 1.817 metros de altura, es otro de los puntos de interés turístico, así como Eira do Serrado, a 1.094 metros, que también ofrece impresionantes vistas.
  • Cuevas de São Vicente. Estas cuevas constituyen un gran atractivo de la Isla de Madeira. Son el resultado de una erupción volcánica que tuvo lugar hace aproximadamente 890 mil años en Paul da Serra. La lava que corrió por el interior del pico formó ocho túneles, de más de 1000 metros de largo y una altura de 5 a 6 metros cada uno.
  • Levadas y senderos. Madeira cuenta con más de 2.500 kilómetros de senderos, entre levadas y veredas, que suponen un verdadero paraíso para los excursionistas. Las levadas son canales de irrigación que fueron construidos con la finalidad de llevar agua desde el oeste o el noroeste -donde las precipitaciones son más abundantes- hasta el sur de la isla, más poblado y con mayor producción agrícola, pero más seco. Estos antiguos conductos marcan el camino de los senderistas a lo largo de toda la isla.
  • Palhoças o casinhas de Santana. La arquitectura popular madeirense también forma parte de los atractivos turísticos de la isla. El pequeño pueblo de Santana es famoso por conservar varias palhoças o casinhas: casas en forma triangular, que se utilizaban como lugar de habitación y como establo, con techos de paja a dos aguas y fachadas de colores, principalmente rojo y azul en sus puertas y ventanas. Actualmente quedan solo unas pocas.
Viajes Viramundo Isla de Madeira Portugal 7 min - Isla de Madeira, Portugal

Bacalao seco, Madeira

Gastronomía madeirense

La cocina de Madeira está muy relacionada con el mar. Sus recetas tradicionales tienen como ingrediente principal mariscos y pescados, entre los que destacan el pez espada y las lapas. El bacalao está muy presente en sus platos. Resalta el de Câmara de Lobos, también conocido como gata. De esta región también son típicos la sopa de castañas y el pudim de maracuyá.

No obstante, algunos de sus platillos más conocidos, como las espetadas, están preparados con carne de ganado vacuno, criado en sus montañas. Estas preparaciones se acompañan con hortalizas de producción propia y frutas tropicales. El ingrediente estrella de la gastronomía madeirense es el ajo.

Hay dos guarniciones que destacan en la cocina típica de la isla: el bolo do caco, un pan circular hecho de harina de trigo y boniato (batata) que suele comerse con mantequilla de ajo, y el milho frito, unos cuadritos hechos con harina de maíz, col rizada, mantequilla y ajo.

Los vinos de Madeira -al igual que todos los vinos portugueses- son de alta calidad y muy famosos en la isla. Sin embargo, otra bebida popular es la Nikita, hecha a base de cerveza, helado y trozos de piña.

 

Madeira reúne parte de los mejores paisajes del mundo. Si desea conocer y recorrer las levadas, viajar al centro de la Tierra en São Vicente o degustar su exquisita gastronomía, le invitamos a contactar un Agente de Viajes Viramundo, quien con gusto le atenderá.

 

Recuerde antes de confirmar su viaje consultar sobre los destinos abiertos, para conocer los lugares a los que puede viajar. Asimismo, ponerse al corriente de las actualizaciones sobre el COVID-19.

Categorías:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *